Osobuco

Descubre las recetas de osobuco

Osobuco con tomate

Osobuco con tomate

Este tradicional plato italiano se traslada a tu cocina con esta simple y deliciosa receta de osobuco en vino blanco con tomates. La salsa es casera también, hecha de tomates, pasta de tomate, cebolla, ajo y condimentos. Todo a fuego muy lento durante varias horas para que quede todo muy tierno.

Pide a tu carnicero que te parta las piezas de osobuco con unos 5 cm de espesor, el grosor ideal para un osobuco. Compra todos los productos frescos, pues la mejor forma de preservar el sabor auténtico del plato.

El vino blanco se puede sustituir por vino tinto, pues le va a aportar mucho sabor.

Estos ingredientes son para hacer 4 raciones.

INGREDIENTES

  • 50 gr de mantequilla o aceite de oliva
  • 1 cebolla blanca mediana, picada finamente
  • 1 diente de ajo, machacado
  • 4 trozos grandes de osobuco de ternera
  • 275 ml de vino blanco
  • 350 gr de tomates, pelados y picados
  • 1 cucharada de pasta o concentrado de tomate
  • Pimienta negra recién molida y sal
  • 1 diente de ajo, finamente picado, para el final
  • 2 cucharadas soperas de perejil fresco picado
  • la ralladura de 1 limón pequeño

HERRAMIENTAS

También vas a necesitar una cazuela amplia apta para horno en la que quepa toda la carne.

ELABORACIÓN PASO A PASO

El la cazuela (apta para horno) derrite la mitad de la mantequilla (25 gr) a fuego medio-alto. Añade la cebolla picada y dórala durante 10 minutos hasta que se ponga suave. Incorpora el ajo picado y cocínalo durante 1 minuto más.

Retira la verdura pochada a un plato con una espumadera. Añade el resto de la mantequilla a la misma sartén y fríe las piezas de carne primero por un lado, y luego por el otro, hasta que se dore.

Vierte el vino blanco y deja que se cocine unos minutos, hasta que reduzca sensiblemente. Agrega la cebolla y el ajo reservados, los tomates, la pasta de tomate, sal y pimienta negra. Tapa la cazuela y deja que se cocine todo a fuego lento durante 1 hora.

Después de ese tiempo, retira la tapa y deja que se cocine todo durante otra media hora aproximadamente, hasta que la carne esté tierna y la salsa de tomate se haya reducido.

Por último, mezcla el ajo picado, el perejil y la cáscara de limón, y espolvoréalo por encima de toda la carne. Sirve el plato acompañado de varias recetas de arroz integral, y no te olvides de sacar la médula del centro del hueso, es lo mejor.