Osobuco

Descubre las recetas de osobuco

Osobuco a la gremolata

Osobuco a la gremolata

Tus comensales se quedarán impactados cuando sirvas en la mesa esta receta rústica pero a la vez elegante, un osobuco a la gremolata. La gremolata no es más que una mezcla de piel de limón, perejil y ajo, que proporciona un contrapunto agradable a la riqueza del plato.

La cocción a fuego lento durante un periodo largo de tiempo hacen que la carne esté como mantequilla, deliciosa y muy sabrosa.

Si no te apetece carne, te puedo enseñar cómo hacer un plato de bacalao a la vizcaína.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 125 g de harina de trigo
  • Sal y pimienta negra
  • 6 piezas de osobuco que pesen alrededor de 3 kg (cada pieza debe tener un grosor de 2,5 cm aproximadamente)
  • 120 ml de aceite de oliva
  • 1 cebolla blanca, picada gruesamente
  • 1 zanahoria, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 375 ml de vino tinto
  • 185 gr de tomates picados en cubos
  • 1.25 l de caldo de carne

Para la gremolata:

  • 20 gr de perejil fresco picado
  • la ralladura de 1 limón
  • 2 dientes de ajo, picados

Indicaciones para hacer la receta:

  1. Ponemos un plato con harina, sal y pimienta. Enharinamos cada trozo de carne en esa mezcla, eliminando el exceso. Calentamos en una cazuela el aceite de oliva a una temperatura media-alta.
  2. Añadimos la carne (en dos veces si no nos cabe de una vez) y dejamos que se sofría por una parte hasta que se dore bien. Le damos la vuelta y dejamos que se dore por el otro lado. Yo lo deje unos 4 minutos por cada lado. Sacamos la carne a un plato.
  3. En la misma sartén en la que hemos marcado el osobuco, agregamos la cebolla, el ajo y la zanahoria, y lo salteamos durante 3 o 4 minutos, hasta que se ablande ligeramente.
  4. Vertemos el vino y removemos todo. Tenemos que despegar también lo que se ha pegado en el fondo de la sartén. Aumentamos la temperatura y lo dejamos hasta que el líquido se haya espesado y se reduzca a la mitad, unos 3 a 4 minutos.
  5. Incorporamos los tomates y el caldo. Es el momento de que hierva, y a continuación, bajamos la temperatura para incorporar el osobuco. Tapamos la cazuela y lo cocinamos a fuego lento, dándolo la vuelta de vez en cuando, durante 1 hora.
  6. Después de esa hora, comprobamos que la carne esté bien tierna, lo destapamos y dejamos que se cueza media hora más.
  7. Mientras tanto, hacemos la gremolata. En un bol pequeño, mezclamos el perejil, la ralladura de limón y el ajo. Esto lo vamos a utilizar para espolvorearlo por encima cuando el osobuco esté hecho.
  8. Servimos la carne en platos individuales, lo cubrimos con la salsa y espolvoreamos la gremolata por encima.